La luz y la transparencia cenital continua

En Llorente de Tibás, al norte del área metropolitana de la ciudad de San José, nos encontramos con el Complejo de Oficinas Asebanacio. Una iniciativa de la Asociación de Empleados del Banco Nacional de Costa Rica con el fin de albergar a la propia asociación, así como de poder alojar otras sedes institucionales. Actualmente acoge a más de 200 empleados y distintos organismos del Ministerio de Economía, Industria y Comercio de Costa Rica.

Ubicado en una densa trama urbana de baja escala, y en pleno proceso de transformación del uso residencial a comercial y servicios, se emplaza en una parcela irregular lindante con el cruce de dos vías de comunicación nacionales de alto tránsito. Aquí, en la natural pendiente del terreno se construyen dos plantas de aparcamiento dispuestas en sótano y semisótano que conforman un zócalo sobre el que se erige la volumetría principal.
La planta baja recibe el acceso principal a través de una pequeña plaza cubierta que actúa de gran vestíbulo urbano, conformado por un amplio voladizo de doce metros de vuelo. Completan el edificio cinco plantas completas de oficinas, más una final retranqueada en la azotea, con vistas privilegiadas, en la que se ofrecen salas de reunión, espacios de descanso y terrazas.

Este oficentro se proyecta como un juego de volúmenes imbricados y yuxtapuestos, que nunca superan las dos plantas de altura. Los planos quebrados, grandes plataformas y vuelos en las fachadas y el uso de celosías de lamas de hormigón prefabricado, permiten el control de la luz solar directa y reducir la incidencia calórica en el interior, favoreciendo la entrada de luz norte. Un patio interior rematado por lucernario, a modo de atrio, se organizan las circulaciones, provee de luz cenital y ventilación al corazón del edificio, convirtiéndose en el elemento arquitectónico distintivo en la composición.

Se ha buscado en los interiores crear un ambiente espacioso, fresco y bañado en luz natural. Se usan pues acabados cerámicos lisos, en tonos neutros, y paramentos rematados en blanco.
Las escaleras se significan al evidenciar el hormigón visto. En estas se instalan barandillas con paneles de vidrio templado modelo GlassFit SV-1402 de la firma Comenza, cuyo perfil de aluminio anodizado permite el montaje lateral; además de pasamanos modelo Handrail, un estudiado diseño con perfiles redondeados de acero inoxidable permite salvar con limpieza y comodidad los encuentros sin renunciar a una imagen actual.
Para el patio central se seleccionó el modelo GlassFit SV-1401, también con paneles de vidrio y remate de acero inoxidable, y cuyo diseño, incluido el perfil de apoyo, realizado en aluminio, se integra perfectamente en la construcción.

La gran transparencia de los vidrios empleados en este sistema de barandillas permite sacar el máximo partido a la luz cenital, favoreciendo su expansión tanto en el atrio central como en las cajas de escaleras, reafirmando uno de los conceptos fundamentales del proyecto.

Oficentro Asebanacio

San José, Costa Rica

  • GlassFit SV-1401, SV-1402 y Handrail