Vistas infinitas a la luminosidad del mar

Al sur de Torrevieja y de su laguna salada, envuelto por el entorno de la Costa Blanca de Alicante y en una privilegiada parcela junto al mar de Punta Prima, nos encontramos con el Residencial Sea Senses de Chamizo Arquitectos, un complejo de volúmenes y apartamentos dedicados vivir en todo momento la experiencia vacacional.

Este proyecto de 280 viviendas de nueva construcción, en dos fases, se emplaza en una parcela de geometría trapezoidal y gran planeidad contigua al paseo marítimo y a la playa. En ella se disponen las seis nuevas volumetrías en una gran C abierta al mar, donde lo edificado ocupa el fondo y laterales de este privilegiado emplazamiento, abrazando un amplio espacio central destinado a las distintas zonas de recreo y práctica deportiva.

La inmediata presencia del mar Mediterráneo se convierte en el motor del proyecto, que busca en todo momento la referencia visual con el entorno, de forma que este exterior se convierte en el protagonista absoluto de los espacios interiores.
Las viviendas, mirando a dos orientaciones, se distribuyen en torres de diez plantas más ático, donde el semisótano se destina a garaje, trastero e instalaciones. Entradas principales y núcleos de comunicación se articulan desde la trama urbana de viales,  posterior de la edificación y enfocando la fachada marítima a las piezas centrales de los apartamentos.
En la envolvente orientada al Mediterráneo, la estructura de hormigón visto marca el ritmo compositivo, significando cada vivienda. Formalmente, destacan los grandes pilares apantallados de hormigón visto que cosen verticalmente las distintas plantas y rematan cada uno de los volúmenes, en contraposición a los planos horizontales de los forjados, que se vuelcan al exterior en grandes terrazas y balcones de formas curvas que aportan dinamismo al conjunto y dotan de escala residencial a sus volumetrías.

Todo el programa arquitectónico busca extraer el máximo partido a la luz natural y al soleado horizonte del Mediterráneo, por ello resulta vital la elección de un sistema de barandillas que potencie la relación de los espacios interiores con esta privilegiada localización. Por ello se seleccionó el modelo GlassFit SV-1301 de Comenza, de diseño sobrio y líneas transparentes que dan continuidad a las vistas.
Durante el proceso constructivo, la adaptación de este sistema a la geometría curva de las terrazas se convirtió en el mayor reto de la instalación, que fue resuelto tomando un trazado poligonal ejecutado con precisión por los instaladores. Para ello todas las empresas implicadas contaron en las distintas fases del asesoramiento de la oficina técnica de Comenza, especializada en la realización de cálculos de seguridad estructural, simulaciones de carga adaptadas al proyecto, cálculos de anclajes para barandillas, cálculo de fuerzas del viento etc.
El sistema fue sometido a rigurosos ensayos físicos para asegurar a la propiedad el cumplimiento estricto y riguroso de la normativa de barandillas del CTE para su uso en balcones de edificios residenciales.

Residencial Sea Senses

Torrevieja, Alicante

  • GlassFit SV-1301